.
Mostrando entradas con la etiqueta Luis Alberto Spinetta. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Luis Alberto Spinetta. Mostrar todas las entradas

miércoles, 7 de junio de 2017

Entre punzada y puntada

Entre punzada y puntada 
me declaro loca, demente ... [in]Sana
que pedalea bajo la lluvia 
que grita por las ventanas.

Entre puntada y punzada 
soy sirena con tacón de aguja
que aúlla en las madrugadas
loba fiel que clava sus dientes 
si la atacan los cobardes 
o algún tal caballero insolente.

Que si soy sirena,
el mar es mi mundo,
y es que mi canto se escucha
 en noches insomnes
y mi grito, mi desgarro
quien osó sencillamente
ultrajarlo.

Sí soy sirena 
mujer con tacón de aguja
aire, fuego, agua, tierra
soy mujer 
y no una mujer ...
...cualquiera
© MaRía
[Photo : Krakow by Adamus Hubert]


Los locos corren
por el pasto sin gritos
por la pradera venenosa
y por la piel, entre la luna.

Y los locos giran
sin temor al mareo.
De la casa al árbol,
de la ayuda al horror.

Cuando uno de los locos hable,
los cuerdos, retozando en la penumbra,
oirán el ruido
y verán las verdades.

Los locos que parecen aprisionados
por la muerte selecta del escándalo
tienen pechos rugosos
y bordeados de lumbre.

Y los locos lo saben.

Desde su atónito lenguaje,
por intersticios de meninges espectaculares,
los locos se precipitan
a paralizar el mundo de la muerte.

Aunque más no sea,
para sentarse a llorar.

No hay soles en sus días
Y en sus noches
sobreviven los colores de un ojo que no los ha deseado.

Por eso,
y porque la ventosa de fuego
rebalsa de temor
ante la fantasía de los sanos;
el obturador de los locos está presto
como una lanza.

Y al perforarnos de una vez
con una certera puntada entre la vida y el cielo


Los locos - Luis Alberto Spinetta