.

martes, 28 de octubre de 2014

Imagina..

             
   Imagínanos sin mar pero mojados,
                      dos acantilados y un barco de vela 
                          un abrazo largo de sonido celta,
                              recoger lo que ha dejado una marea llena, 
                                 y pasear descalzos con nuestro tesoro, 
                                      y tú, dices que te quedas
                                           y nunca acaba el verano.