.

viernes, 7 de julio de 2017

AnsiaS


Despierto, fuera llueve
y no llueves tú.
ni entre las piernas,
ni en cielo de la boca.

Aún así me gusta la lluvia,
siempre me gustó,
me gusta tanto como
arrancarte los pantalones
mordisco a mordisco,
y lamer con ansia la pena
que se te escurre entre 
los labios.

© MaRía